Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

03 de agosto
11:04 2017
Compartir

Mapfre augura un buen trimestre en Vida Riesgo y Multirriesgos

Mapfre augura para el tercer trimestre del año un repunte de la contratación de productos Vida Riesgo gracias a la reactivación del crédito inmobiliario, y de los productos No Vida del tipo Multirriesgos relacionados con la compra de vivienda.

El entorno económico del país, según el informe realizado por el servicios de Estudios de la Fundación Mapfre 'Panorama económico y sectorial: perspectivas hacia el tercer trimestre', revela que la anticipada desaceleración económica en nuestro país todavía se pospondrá unos meses. La confianza, las condiciones monetarias laxas y la creación de empleo seguirán impulsando un crecimiento cercano al 0,9% en el primer trimestre del año, lo que apuntala la previsión para el conjunto del año en torno al 3,1% apoyado en una creciente participación de la inversión residencial, de equipo y una creciente aportación del sector exterior en un contexto en el que el consumo muestra una elevada resiliencia tras recuperarse del bache del trimestre pasado.

No obstante, aunque aún robusto, existen ciertos indicios de agotamiento, lo cual anticipa una ligera desaceleración del crecimiento de la economía española con respecto al año pasado. Especialmente importantes son los límites al crecimiento del consumo, dado el aumento de la inflación que limita el crecimiento salarial real, y dada la previsible menor laxitud fiscal (el déficit publico presupuestado en los presupuestos generales del Estado es de 3,1% del PIB frente al 4,3% anterior, por lo que el impulso fiscal será cero).

Si se materializa la desaceleración en el consumo, el desarrollo los productos de seguros de No Vida puede sufrir una pérdida de dinamismo, dada su fuerte vinculación al crecimiento económico y, en particular, al comportamiento del consumo de hogares y empresas.

Por otro lado, a pesar de la mejoría experimentada en 2016, la persistencia del entorno de bajos tipos de interés continúa pesando en los negocios de Vida Ahorro y de rentas vitalicias tradicionales, aunque el repunte de los tipos libres de riesgo en los plazos largos de la curva favorece su comercialización, ayudado por la escasa o nula rentabilidad ofrecida por los depósitos de las instituciones de crédito, que siguen enfrentándose a una facilidad marginal de los depósitos negativa. La innovación del sector asegurador hacia productos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión está asimismo introduciendo dinamismo en el mercado de productos de Vida Ahorro.

Panorama internacional

El informe hace también un repaso del panorama internacional. El crecimiento de las primas a nivel mundial se situó en el 3,1% en 2016 frente al 4,3% en 2015. Esta desaceleración en el crecimiento se debió básicamente al comportamiento del sector asegurador en los mercados desarrollados, con un incremento real del 0,7%, a nivel agregado, frente al 14% de los mercados emergentes. La causa principal de la desaceleración fue debida al retroceso que sufrieron los seguros de Vida en las economías desarrolladas de -0,5%, que supusieron el 81% del total de las primas de seguros de Vida a nivel mundial. El crecimiento de las primas de los países emergentes, por su parte, proviene del robusto crecimiento de las primas de seguros en China.

Sin embargo, la aceleración en el crecimiento económico de los países desarrollados observada en el primer trimestre de 2017 situaría la previsión del crecimiento del PIB mundial en el entorno del 3,1% para el conjunto del año, con una aportación de los países desarrollados del 2% y de los emergentes del 4,5%, acompañado de mejoras sustanciales en el comercio mundial, en la inversión en infraestructuras y bienes de equipo, y en el sector residencial en algunos países asiáticos (particularmente en China).

Estas perspectivas económicas deberían tener un impacto positivo en el desarrollo del mercado asegurador a nivel global. Se prevé que las primas de los seguros de Vida en los mercados desarrollados vuelvan a una senda de crecimiento positiva, aunque siempre lejos del crecimiento de los países emergentes.

En resumen, para  lo que queda año 2017 y para el 2018, el desempeño del negocio asegurador estará ligado a dos factores: por una parte, la dinámica de re-flacion global y sus efectos sobre los tipos de interés de largo plazo, que animarán la suscripción del seguro de Vida Ahorro y los ligados a los sistemas previsionales privados, y por la otra, el mejor momento cíclico para los mercados desarrollados y emergentes que, consistentemente con el desarrollo del consumo, verán incrementarse la suscripción del seguro No Vida.

Dada la necesidad de convergencia de los mercados emergentes a los niveles de aseguramiento medio global, incrementos de la actividad inducirán proporcionalmente incrementos superiores de la contratación de seguros, por lo que veremos crecimientos más vigorosos en la suscripción de seguros de No Vida en mercados emergentes que en los mercados desarrollados. Del lado financiero, el nuevo ciclo de política monetaria global, en signo y sincronía, producirá un incremento en la pendiente de las curvas de descuento del mercado asegurador, aunque quizás menos de lo que sería deseable al estar afrontándose a nivel global algo de riesgo de duración.

  Votar:  
Resultado:   1 voto